31/01/98


CASINO , ESTO ES UNA GUERRA
Una descarnada historia de pasiones bélicas y amorosas
 

 


MABEL ITZCOVICH


En el casino de un campo de batalla se reúnen oficiales y soldados, un escenario en el que se anudan los conflictos de la historia donde se mezclan las pasiones tanto amorosas como bélicas.Allí están el capitán Christian enamorado del sargento Julián, el teniente Patterson que somete sexualmente a uno de su tropa, y posteriormente se sumará el vencedor acompañado de su escolta.Será la llegada de Europa o Jim -como se lo llama indistintamente-, un coloso rubio, con ropa de cuero negro y una imponente capa de piel forrada en rojo, que precipitará distintas formas del oportunismo de oficiales y soldados, así como de nuevas disponibilidades amorosas.El autor Javier Daulte y el director Diego Kogan abordaron esta historia sin pedir permiso para trepar hacia el absurdo ni para rendir tributo a algunos maestros (Genet, Mishima, Fassbinder).Tampoco se amilanaron al encarar un tema como el de la homosexualidad y, aunque no se especifica tiempo y lugar donde transcurre, es un argumento aquí muy poco transitado y más aún cuando el asunto pasa entre uniformados.La dirección de Diego Kogan subraya el doble sentido (la imagen bíblica del vencedor con el soldado arrodillado a sus pies) el sadomasoquismo (látigos, cueros, laceraciones), y se esmera en la utilización de la luz, el sonido y la música que apoya, exalta o se ajusta con esmerada precisión a las escenas.La obra tiene vigor, audacia en el planteo y a veces una espectacular resolución dramática, aunque los diálogos no resulten siempre de calidad pareja y el desarrollo se demora en el remate del final.Hay un elenco de calidad pareja y con perfiles físicos adecuados para los personajes, como la del bello y disponible Julián (Claudio Quinteros), el grandote y sometido (Pedro Ferraro), los corpulentos escoltas (Carlos Kaspar y Esteban Milhalik) o el silencioso y omnipotente Europa-Jim (Lucas Montana) Pero hay que destacar la labor de Marcelo Pozzi (el mozo del bar), que revolotea alrededor de los personajes de la historia componiendo un locuaz y atolondrado comentarista de los hechos, confesor laico de las intimidades, o factor de humor o descompresión en los momentos clave. En Casino. Esto es una guerra se exhiben los cuerpos de los soldados enfundados en estrechos pantaloncitos cortos, se exaltan los músculos y resaltan los sexos, pero no hay complacencia ni erotismo.Lo que se impone es la acción antes que el clima, una mirada fríamente descriptiva sobre un tema provocador y revulsivo que trepa sin fruncirse sobre el papel del macho entre otros machos y las mitologías tejidas alrededor del heroismo.

CASINO. ESTO ES UNA GUERRA

Autor: Javier Daulte.Intérpretes: Marcelo Pozzi, Néstor Sánchez, Javier Niklison, Pedro Ferraro y otros.Escenografía y vestuario: Oria Puppo.Coreografía: Ricky Pashkus.Dirección: Diego Kogan.Sala: Teatro Payró.

   

 

 


 

 

VOLVER A:

 

CRITICAS Y NOTAS

 

 

INFORMACION

 

 

 

 

CURRICULUM

 

 

 

 

FOTOS

 

 

 

VIDEOS

 

 

 

 

LINKS

 

 

 

www.marcelopozzi.com